Araceli Lubroth

Ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta adaptativa del organismo que se pone en marcha ante situaciones estresantes, peligrosas o desconocidas. Es la sensación de inquietud, angustia o temor que siente ante un evento significativo. Un cierto nivel de ansiedad nos ayuda a mantenernos alerta y atentos. La ansiedad por tanto, ejerce una función protectora en los seres humanos que permite que podamos enfrentar y resolver situaciones adversas de la vida diaria.

Cuando la ansiedad se vuelve un problema

Independientemente del trastorno específico, los síntomas de ansiedad a menudo siguen patrones similares.

Las personas con problemas de ansiedad tienden a reaccionar ante pensamientos, sentimientos y situaciones desagradables de una manera más extrema y pueden tratar de manejar esas reacciones evitando los desencadenantes.

Desafortunadamente, este tipo de evitación solo sirve para reforzar los temores y las preocupaciones – la gente a menudo habla de «y sis» – y si esto pasa o y si no pasa – «¿Y si suspendo?», «¿Y si me he olvido la televisión encendida?»

También puede haber sensaciones físicas correspondientes, como sofocos, sensación de hormigueo, temblores, palpitaciones, opresión en el pecho, dificultad para respirar, problemas gastrointestinales.

Hay un rango de intensidad en la ansiedad, pero en el peor de los casos, es un estado mental y físico muy angustiante y debilitante. Puede ser difícil seguir con tu día a día, concentrarte, dormir, y enfocarte en cualquier otra cosa que no sea tu ansiedad.

Las personas con problemas de ansiedad a menudo tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes ante situaciones cotidianas.

Nuestra ansiedad no proviene de pensar en nuestro futuro, sino de querer controlarlo.

¿Cómo ayuda la psicoterapia en los problemas de ansiedad?

La psicoterapia alienta a dar un paso atrás para observar que situaciones, personas, pensamientos y comportamientos desencadenan la ansiedad y contribuyen a su mantenimiento.

 Al trazar estos procedimientos cognitivos y comportamentales, trabajamos para aumentar la autoconciencia. 

Una comprensión compasiva del problema permite considerar por qué se tiende a hacer frente a las situaciones de la forma en que se hace y también identificar cómo  hacer las cosas de manera diferente para aumentar nuestro bienestar y reducir la ansiedad en el futuro.